6 Formas de hacer feliz a un cliente

Uno de los puntos más importantes que debemos entender cuando hemos decido tener un negocio, tienda o empresa, es que lo clientes son lo más importante para la organización, sin ellos simplemente no existen las ventas y los negocios se vendrían abajo. Cada vez que se plantea iniciar un nuevo proyecto que involucre tener clientes, se debe estar preparado para brindarles una buena atención y lograr engancharlos para que se vuelvan recurrentes dentro de nuestros espacios, ya sean físicos o digitales. Mientras haya clientes que quieran adquirir nuestros productos o servicios tendremos la oportunidad de seguir avanzando en lo que planeamos, es por esta razón que a continuación te comparto 6 Formas de hacer feliz a un cliente, de esta manera siempre tendrás un as bajo la manga para poder impresionarlo, además de que se quedará maravillado con lo que ofreces, tendrás la oportunidad de que te recomiende con alguien más.

1. Préstale atención

Este es uno de los puntos más cruciales a la hora de mantener a los clientes felices, recuerda que todas las personas quieren ser escuchadas y tomadas en cuenta, pero si además es tu cliente, entonces es tu deber prestarle aún más atención a cada uno de ellos. Un dato importante para tomar en cuenta al momento de prestar la debida atención a los clientes es que, ellos son la fuente principal de información que es vital para una buena conducción de tus acciones dentro de tu empresa. Los clientes son el motor de todos los negocio, date el tiempo para escucharlos de manera atenta y además de lograr mantener una relación sana y optima con tus clientes, tendrás la fuente de información más confiable y de primera mano para lograr conectar de manera sencilla con ellos. Aprovéchalo como el doble beneficio que representa.

2. Entrega más de lo esperado

No seas un proveedor de productos o de servicios más, de esos ya hay muchos en el mercado, si tienes un negocio, una tienda o una empresa, trata de dejar tu marca siempre en aquellos que provees, deja a un lado lo común, lo que ya hacen los demás y apuesta por un servicio un tanto diferente, no hace falta que reinventes la rueda o que descubras el hilo negro, sólo se trata de saber aprovechar las oportunidades que tu competencia está dejando pasar. Por ejemplo, si haces entregas a domicilio, entonces permítete llegar más allá, no sólo entregues tus paquetes o productos, crea una experiencia diferente para que tus clientes te recuerden y te tengan en mente a la hora de querer adquirir más productos. Ofrece alternativas y soluciones, date a notar por algo único y diferente, vuélvete un referente en tu campo y siempre recuerda que sin los clientes los negocios no existen.

3. Reconoce tus errores

Si como empresa has tenido alguna falla o has cometido algún tipo de error y tu cliente se ha visto afectado, reconoce tu error, pídele una disculpa, enmienda la equivocación y no permitas que vuelva a ocurrir, aprender de esos errores y notarás un claro crecimiento en tus procesos. Es importante que toda tu organización entienda la importancia de reconocer los errores que como empresa puedan llegar a cometer, pero no caigas en el juego de tener que disculparte casi por todo, sólo por tener al cliente satisfecho, si la culpa ha sido suya como institución entonces acéptenla, pero si no ha sido así, lo recomendable es hacer ver al cliente que ustedes no han sido los culpables, pero que sin embargo están en la mejor disposición de hacer que el cliente tenga una experiencia única y al nivel que merece. En este punto aplica un poco el principio de que el cliente siempre tiene la razón, pero es tu deber aprender a interpretar ese principio y en caso de ser necesario, hacer que los clientes respeten a tu organización.

4. Anticipa sus necesidades

Con la llegada de la tecnología y las redes sociales es muy práctico saber qué es lo que tus clientes potenciales están buscando o desean, saber qué artículos o productos se pondrán de moda próximamente en tu país o ciudad y aprovechar estas oportunidades para sacarles el máximo beneficio poniendo al alcance de las personas que visitan tus establecimientos aquello que han estado buscando o esperando. No esperes a que los clientes siempre tengan que estar pidiendo las cosas que necesitas, estudia sus comportamientos de compra, hazles pequeños cuestionarios acerca de lo que les gustaría adquirir en un futuro o elabora una estrategia que te permita observar a tu competencia y de esa manera puedas entender lo que ellos están haciendo para que puedas mantenerte a la par. Si desarrollas la suficiente confianza con tus clientes podrás preguntarles de manera directa qué es lo siguiente que les gustaría ver en tu negocio o cuáles son las características que quieren notar en tus servicios, esta información puede ser muy valiosa al momento de retener y atender a tus clientes.

5. Ten listo un plan ante crisis

Aunque siempre lo hemos querido, ciertamente no todo puede ser de color rosa como comúnmente se dice, en muchas ocasiones es necesario superar adversidades y entre ellas algunas crisis que se puedan presentar en donde los clientes se vean involucrados de manera directa, para estos casos es muy difícil tener un plan que anticipe dicha crisis y la evite, pero siempre se pueden desarrollar procedimientos que permitan corregir o atenuar dichos acontecimientos. Algunos de estos casos de crisis con los clientes pueden ser, los incidentes de seguridad, alguna emergencia física, un mal entendido legal, entre otros, pero para cada una de las situaciones que se pueda presentar, debe existir una guía de acción para ejecutar las maniobras óptimas ante tal situación.

6. Bríndale un servicio personalizado

No existe una mayor satisfacción para los clientes que el saber que son importantes para la empresa a la que han depositado su confianza y adquieren los productos o servicios que necesitan. Cada vez que tengas la oportunidad de brindar un servicio personalizado para cualquiera de tus clientes, no dudes en hacerlo, es una manera muy grata de demostrar que no sólo es una relación de negocios, sino que detrás de todo este proceso hay humanos que se sienten halagados de poder compartir experiencias que los unen. Ya sea que lo llames por su nombre o apellido de acuerdo a tus políticas o que te permitas conocer la dirección de entrega para llevar las cosas que ha solicitado o si tu base de datos contiene más información también podrías enviarle una tarjeta de felicitación o de regalo el día de su cumpleaños. Lo más importante de todo esto es que no se pierda esa relación humana que siempre debe existir, que al final de cuentas es lo que mantiene de pie a las grandes corporaciones.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s