7 Obstáculos del emprendimiento

Algo que caracteriza a la mayoría de los emprendedores es que suelen tener muy buenas ideas para desarrollar un negocio con altas expectativas, por lo general, también tienen muchas cualidades que les ayudan a implementar sus estrategias dentro de sus propias empresas. Sin embargo, en sus inicios suelen tener muchos miedos, dudas e inseguridades, cuestionamientos que los detienen antes de siquiera haber comenzado y por lo general estos suelen transformarse en sus mayores obstáculos de frente a su camino al éxito. Es por esta razón que he decidido compartirte 7 Obstáculos del emprendimiento, para que puedas identificarlos y analizarlos, de esta manera sabrás cuáles pueden ser los que te estén afectando y puedas encontrar respuestas de cómo superarlos. Cuando los suelos son grandes los obstáculos se hacen pequeños, pero hay que estar preparados para superarlos.

1. Encontrar socios

Consolidar un equipo de trabajo o encontrar socios que puedan acompañarte durante la travesía del emprendimiento puede resultar algo complicado, pero no es una tarea imposible. Ciertamente este será uno de los mayores obstáculos si has definido que tu idea de negocio o proyecto necesita de más de una persona para ser ejecutado, pero no te desanimes, es muy probable que en el camino encuentres a personas que les interese lo que estás proponiendo y quieran unirse a tu emprendimiento. Aunque en muchos negocios puedes comenzar de manera individual y permanecer así hasta que la demanda de tu producto o servicio se incremente, no es mala idea pensar en buscar a un grupo de personas que quieran emprender contigo. Un consejo que puedo darte es que, los equipos de trabajo no siempre tienen que estar conformados por los amigos de siempre o por familiares cercanos, es muy probable que alguien que acabas de conocer se quiera integrar al proyecto, sólo asegúrate de conocerlos un poco mejor y darte cuenta si están en sintonía para que exista una buena comunicación.

2. Las ideas de negocio no se ajustan al mercado

En algunas ocasiones es probable que tengas una idea de negocio o proyecto que quieras desarrollar pero quizá esta no ha sido contrastada con el mercado y el entorno que te rodea. Las consecuencias de esto es que aunque tengas una idea de negocio revolucionaria, muy innovadora y autentica, si tu mercado meta no está listo para adquirir tus productos o servicios pensarás que es un mal negocio o que no eres buen emprendedor. Es por eso que, antes de que esto ocurra, lo primero que debes hacer es llevar a cabo una investigación de mercado, por muy pequeña que esta sea, te dará un panorama más amplio para saber si tu idea de negocio es viable en donde la quieres desarrollar. Para encontrar buenas ideas de negocio, siempre guíate de las necesidades que tiene tu mercado. No hay negocio más rentable que aquel que hace posible la adquisición de productos o servicios que las personas siempre habían querido comprar. Busca oportunidades y vende soluciones a los problemas de las personas.

3. Falta de pasión por lo que haces

La falta de pasión y confianza sobre lo que se está emprendiendo puede convertirse en un gran obstáculo para cualquier emprendedor. Es seguro que en más de una ocasión escuches a algunas personas decir que tu idea de negocio no es buena, no es óptima o que pudiera ser mejor, también es probable que esos comentarios te quiten el ánimo, pero recuerda por qué estás ahí, tienes que demostrar qué es lo que te llevó a tomar esas decisiones y sobre todo a demostrar el valor que puede lograr tu marca, tus productos o tus servicios. Cada vez que elijas comenzar con algún emprendimiento, asegúrate de que sea algo que realmente te apasione, serás más feliz si tienes la oportunidad de trabajar en algo que te gusta y si tú eres el que va a crear ese trabajo, que mejor que hacerlo de la mejor manera para ti.

4. Miedo al fracaso

Es normal que cada vez que pienses en emprender te detenga el miedo a fracasar, a la gran mayoría de las personas les pasa este pensamiento por la cabeza y los detiene. No estamos exentos de sentir miedo, incertidumbre de saber si la idea de negocio que se ha decidido emprender va a tener éxito, llegará a trascender o si por lo menos dará para recuperar la inversión. Estos miedos deben superarse poco a poco pero con paso firme, primero concéntrate en qué quieres emprender, si realmente te gusta tu modelo de negocio y si es así, confía, confía en tus habilidades, en tu capacidad y en que será una buena opción comenzar cuanto antes.  Recuerda que los fracasos nos ayudan a crecer como personas, nos brindan conocimiento y nos aportan experiencia, no hay ningún negocio allá afuera que no se haya tropezado en algún momento, lo que ha marcado la diferencia es que sus dueños tuvieron la determinación de continuar con lo que habían ido aprendiendo y lograron superar sus miedos. Arriésgate, atrévete a iniciar con ese negocio que tanto te apasiona, con un poco de valentía y mucho esfuerzo puedes ser el siguiente gran triunfador de tu propia historia.

5. Te surgirán dudas sobre tus proyectos

Otro obstáculo con el que podrías enfrentarte es con las dudas acerca de tus proyectos al momento de emprender. Van a existir días en los que pienses que tu idea de negocio no es óptima, que no está bien diseñada o que quizá no lograrás vender nada de lo que ofreces, pero no te desanimes, todos tienen dudas acerca de sus emprendimientos, también esto es algo muy normal. En lo que debes enfocarte es en estudiar y entender a detalle tu propuesta de valor y conocer cuáles son las necesidades que esta satisface, una vez que entiendas la importancia de que tu marca salga al mercado las dudas se irán disipando. Ten en cuenta que tú eres el único que conoce y entiende las ideas que tienes en la cabeza, no permitas que nadie más cree dudas en ti, arriésgate por lo que quieres lograr y esfuérzate por alcanzarlo.

6. No encuentras tu negocio ideal

¡Quiero emprender pero no sé qué! ¡Tengo ganas de poner un negocio, pero no sé qué vender! ¿Cuántas veces se han hecho estas preguntas una y otra vez sin tomar una decisión que los lleve a la acción? Es normal que cada vez que quieras comenzar con un negocio no encuentres el negocio ideal, por lo general tendrás dos, tres o más ideas posibles rondando tu mente, todas parecen ser buenas ideas de negocio, sin embargo siempre les encuentras un “pero” a cada una de ellas. Si sigues con esta actitud no lograrás nada. Te recomiendo que todas esas ideas que tienes o que has tenido las anotes en un documento en tu computadora o en una libreta, después analiza cada una de ellas, pregúntate cuál te gusta más, a cuál le ves una mayor oportunidad o cuál es la que puedes iniciar en este momento y comienza por esa. No necesitas emprender el negocio de tus sueños en el primer intento, es muy probable que con todos los negocios que vayas creando y desarrollando puedas encontrar tu negocio ideal y en ese momento estarás listo para llevarlo a cabo, pues tendrás más experiencia y los recursos necesarios para llevarla a cabo, pero ahora que estas comenzando no te esperes a que esa idea llegue. Comienza con la más viable de las que tengas, pero comienza ya.

7. Conseguir financiamiento

Cada vez que se habla de emprender, una de las primeras cosas que se viene a  la mente es ¿De dónde voy a sacar el dinero para hacerlo? Bueno, permíteme comentarte que hoy en día esto no es lo más complicado, ciertamente hay algunas actividades que demandan más capital que otras, pero, en la actualidad existen muchas alternativas para superar estos obstáculos. En los últimos años se han creado modelos de negocios que además de estar en auge y ser totalmente innovadores han logrado ahorrarse mucho de lo que se conocía como inversión inicial, aunque siendo sinceros no se han eliminado del todo. Para muchos emprendimientos actuales ya no es necesario rentar un local o pagar publicidad en medios tradicionales, con el uso de las páginas web y las redes sociales estos costos se han reducido drásticamente, si bien es cierto que algunos servicios son de pago, no se comparan con las grandes sumas de dinero que se desembolsaban en el pasado. Y para todas aquellas actividades dentro de tu idea de negocio que si requieren de capital, puedes optar por recurrir a tus ahorros, trabajar de manera temporal hasta conseguir el dinero que necesitas o pedir un pequeño préstamo a un amigo o familiar, pero recuerda que debes pagar todas tus deudas en tiempo y forma, no te cierres las puertas tú solo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s