13 Motivos por los que pueden fracasar los emprendimientos

Ciertamente, emprender es una actividad que resulta atractiva para muchas personas, pero sabiendo que no es una tarea sencilla de llevar a cabo, resulta ser un reto para la mayoría. Ser un emprendedor significa que eres una persona visionaria, con una mente creativa e ideas revolucionarias, que todo el tiempo está analizando oportunidades de negocios. Pero no todos los emprendedores tienen la experiencia suficiente para lograr esta hazaña. Es por esta razón que te comparto 13 Motivos por los que pueden fracasar los emprendimientos, para que puedas analizarlos y estar preparado para enfrentarlos cuando llegue el momento.

1. Iniciar sin un plan de negocios

Antes de emprender es importante que conozcas los diferentes datos relevantes de tu proyecto y del entorno en el que se desenvolverá. Para esto es fundamental que estudies con detenimiento  el mercado, la competencia, la rentabilidad, la inversión inicial, el financiamiento en caso de necesitar uno, los costos, y la política de precios. Un buen plan de negocios te permitirá entender de mejor forma los puntos clave necesarios para consolidar tu idea, también, te ayudará a evitar errores, hacer proyecciones y conducir por buen camino tu negocio.

2. Falta de experiencia en el sector

Es importante que adquieras experiencia antes de comenzar con cualquier idea de negocio que tengas en mente. Hoy en día los conocimientos están cambiando con una velocidad increíble, pero gracias al avance de la tecnología también la manera de adquirir ese conocimiento ha cambiado. Así que no hay pretexto para decir que cuentas con el tiempo o las herramientas necesarias para estudiar el sector en el que deseas adentrarte. Un consejo valioso que te doy es, estudia con mucho detenimiento acerca de tu proyecto y aprende todo lo que sea necesario antes de iniciar con él, no esperes a tener los problemas enfrente para resolverlos bajo presión, si puedes anticiparlos es mejor.

3. Poca o nula supervisión del negocio

En la mayoría de los casos, cuando se emprender una nueva idea de negocio es común que los propietarios no atiendan a detalle toda la información que este arroja. No tener idea de cómo supervisar el negocio para saber en qué situación se encuentra puede resultar  caótico. En todo momento necesitas saber si tu negocio está creciendo, se ha quedado estancado o si se está decayendo poco a poco. Revisar periódicamente los estados de resultados, los inventarios, el registro de las ventas, y otras herramientas de medición pueden ayudarte a determinar si tu idea de negocio sigue siendo rentable o si es necesario hacer los ajustes pertinentes antes de que sea tarde. Si no tienes mucho conocimiento en este tema es recomendable que te acerques a un experto que pueda asesorarte.

4. No contar con el capital necesario

Los emprendedores piensan que es suficiente comenzar el proyecto con una inversión inicial muy justa. Por lo regular deciden dar inicio a sus operaciones con apenas un poco de capital extra por encima del calculado. Sin embargo, es común que el desarrollo del negocio tarde meses o años en generar una utilidad lo suficientemente alta como para volverse sostenible. Recuerda que esto es complicado de calcular con exactitud pues el mercado es incierto y las condiciones externas se desconocen. Por esta razón te recomiendo que antes de arrancar tus operaciones hagas un cálculo detallado de lo que necesitas y consideres tener capital de respaldo, quizá sea necesario que recurras a un préstamo bancario o algún otro tipo de financiamiento, pero será la mejor opción si no quieres condenar un buen proyecto por no poder mantenerlo en el tiempo.

5. No saber quiénes son tus clientes ideales

Otro motivo por el que los emprendimientos tienden a fracasar es por creer que todo el mundo puede ser tu cliente. Esto es un error muy grave para cualquier tipo de negocio, ciertamente existen algunos que comparten mucho en común y que son capaces de atraer a un número mayor de personas, pero no es razón suficiente como para creer que todos los clientes son afines a todas las empresas. Si aún no has decidido con qué tipo de persona quieres conectar tus productos o servicios es un buen momento para que lo hagas. En este apartado necesitas segmentar a tu público para elegir la mejor manera de llamar su atención con mensajes bien dirigidos. Si quieres buenos resultados al momento de captar la atención de tus clientes potenciales, entonces, debes entender que no se le habla de la misma forma a hombres que a mujeres, a niños que a adultos, a las diferentes clases sociales, etcétera. Para cada tipo de cliente existe un mensaje ideal.

6. Querer comenzar en grande

Es común escuchar a los emprendedores decir que aún no quieren comenzar con su proyecto porque les resulta pequeño, que no tienen la experiencia necesaria, que sólo tienen un par de clientes o que aún no pueden rentar una oficina. Un factor importante que se debe tomar en cuenta en este punto es que si todo el tiempo vas a esperar a tener una empresa más grande para comenzar, entonces ten por seguro que nunca emprenderás. Todas las grandes empresas que se encuentran hoy en el mercado alguna vez fueron pequeñas, tenían carencias similares y muy probablemente se preguntaban cosas similares antes de iniciar, pero también, todas esas grandes compañías tienen algo en común, decidieron emprender con lo que tenían y fueron creciendo conforme el tiempo avanzaba. Es muy probable que lo único que te detiene en este momento seas tú mismo, así que la decisión está en tus manos.

7. Falta de publicidad

Pensar que por el hecho de haber abierto tu negocio los clientes van a llegar por si solos, es otro error muy grave por lo cual los emprendimientos fracasan. Desde que nace la idea de cualquier negocio es importante que se tome en cuenta el tipo de publicidad que va a necesitar. Otro factor a tener en cuenta es el presupuesto que asignes para esta tarea y que se ajuste a lo que tenías previsto, es probable que en un principio tengas pocos recursos para ello, pero no debes olvidar que necesitas hacerle promoción a tu empresa. Date a conocer para que puedas hacerte de más clientes.

8. Rendirte muy pronto

Ciertamente, emprender no es una tarea sencilla, se requiere de un gran esfuerzo y sobre todo de mucha paciencia para mantenerse firme en la idea de negocio en la que has confiado para hacer que crezca. Es probable que en muchas ocasiones te sientas cansado, agobiado o comiences a desesperarte, pero si tu idea de negocio es buena pronto comenzarás a ver los resultados que has anhelado. Muchos emprendedores toman la decisión de  abandonar el proyecto demasiado pronto, y este es un problema muy frecuente. Recuerda que en los negocios el fruto de tu esfuerzo no se verá en el corto tiempo, sin embargo, será muy gratificante cuando puedas alcanzarlo. Mentalízate lo suficiente para que puedas continuar hasta alcanzar lo que te has propuesto.

9. No contar con un equipo de trabajo competente

En algunas ocasiones, los emprendimientos permiten que puedas trabajar solo, pero en otros casos es muy importante contar con un buen equipo de trabajo. Es normal existan ideas de negocios que llamen tu atención, pero que no domines en su totalidad, en estos casos lo más conveniente es contratar a personas con la experiencia suficiente para poder atender todas esas actividades que tú no puedes. No dudes en recurrir a aquellos que ya conocen el sector o los procesos. Ten en cuenta que si no tienes un equipo de trabajo competente te resultará más difícil mantener tu proyecto a flote.

10. Crecimiento desmedido

Es obvio que el crecimiento de las empresas es bueno, pero un crecimiento no planeado puede resultar caótico. Existen casos en los que los emprendedores llevan a sus empresas a un crecimiento desmedido, lo que en la mayoría de las ocasiones provoca que los negocios no aguanten el ritmo y terminen desmoronándose por culpa de su propio éxito. Por lo general, el primer aspecto en el que las empresas se ven afectadas es en las finanzas. Por este motivo, es importante que una vez que notes que tu negocio va logrando un crecimiento más allá de lo esperado, debes desarrollar un plan estratégico que le permita un crecimiento realista y sostenible en el tiempo.

11. Resistirse al cambio (No adaptarse)

En la actualidad, podemos decir que los clientes y el mercado son factores muy dinámicos presentes en las empresas. Por esta razón, todos aquellos que han decidido emprender deben estar preparados para escucharlos y adaptarse de la mejor manera posible, logrando una mejora continua en los procesos, la atención del personal, la manera de hacer publicidad o las condiciones de ventas impuestas por los factores externos. Si esto no se realiza de forma adecuada, ten por seguro que tu empresa se irá quedando rezagada y será superada por la competencia. Necesitas estarte actualizando para mantenerte en sintonía con tus clientes.

12. Falta de compromiso

Como ya te había mencionado en un punto anterior, emprender no es una tarea fácil, es por esta razón que no mucho se atreven a comenzar con este gran reto, pues requiere de mucho trabajo, esfuerzo, disciplina, toma de decisiones y algunos sacrificios.  Antes de decidir emprender es necesario que entiendas que crear una empresa requiere de tu compromiso al 100%, de no estar seguro, es mejor que te replantees la idea. No tiene caso alguno que inviertas tu tiempo, esfuerzo y dinero en algo que no te traerá ningún beneficio por el hecho de descuidarlo o atenderlo sólo cuando tienes tiempo. Un negocio es de todos los días y no importa cómo se vea el panorama, recuerda que debes trabajar en ello con determinación.

13. No tener una propuesta de valor

Por último, pero no por ello menos importante, no tener una propuesta de valor en tus productos o servicios que solucionen algún problema, o que cubran alguna necesidad que exista en el mercado puede hacer que el negocio no prospere. Todo negocio que decidas emprender necesita contar con una propuesta de valor, lo que ofrezcas debe ser de utilidad para tus clientes, debe ser algo que estén dispuestos a comprar porque lo necesitan o desean adquirirlo. Identifica a tus clientes potenciales y analiza qué es lo que puede solucionar sus problemas y trabaja sobre ello

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s