Libertad financiera – Cómo lograrlo con estos 9 consejos

Muchas personas hablan sobre alcanzar la libertad financiera y lo felices que serían una vez lo logren, pero ¿Qué se puede hacer para que esto suceda? Ciertamente no es una tarea fácil, pero tampoco es algo imposible, de hecho es sólo cuestión de apegarse a ciertas reglas y ser constante, sólo necesitas animarte para poder lograrlo.

Es por esta razón que en esta ocasión te comparto Libertad financiera – Cómo lograrlo con estos 9 consejos, consejos que pueden ayudarte en este proceso, quizá ya estás practicando algunos de los que hago mención en este post, pero ten en cuenta que si añades uno más a tu lista personal estarás más cerca de lograr tus objetivos.

Recuerda, todos podemos ser libres financieramente hablando, sólo es cuestión de trabajar por ello.

La libertad financiera no es fácil de lograr pero todos podemos alcanzarla

1. Visualiza cómo quieres que sea tu vida una vez que hayas alcanzado la libertad financiera

Para que puedas lograr algo positivo con tu vida, es importante que sepas qué es lo que estás intentando alcanzar realmente. Si tienes una idea clara de qué quieres lograr o cómo quieres que sea tu vida cuando alcances la libertad financiera, entonces te resultará mucho más fácil conseguirla.

Al igual que cualquier sueño de vida que quieras alcanzar, necesitas un plan de acción con los pasos detallados para conseguirlo y el primer paso es poder visualizarlo. De esta manera no sólo lo atraes, sino que también te vas preparando.

2. Busca la manera de aumentar tus ingresos

Alcanzar la libertad financiera no es un hecho que suceda de la noche a la mañana, es por esta razón que muy probablemente necesitarás seguir dependiendo de tus fuentes de ingreso actuales por más tiempo. Esto no es malo, de hecho deberías aprovechar esta oportunidad para conseguir un aumento en tu actual trabajo, aumentar las ventas de tu negocio o buscar un empleo que te pague más por las mismas horas de trabajo.

Ten en cuenta que el tiempo restante de tu día deberá ser empleado para buscar nuevas fuentes de ingresos que te ayuden a aumentar tu capital, sólo ten en cuenta que no vale sacrificar en exceso tu tiempo libre, intenta con cosas que no requieran de tanto esfuerzo ni tiempo, pero que te ayuden poco a poco a lograr esa libertad que tanto anhelas.

3. Ahorra todo cuanto puedas

El ahorro es un hábito fundamental para las personas que han alcanzado la libertad financiera. Pero no es por alguna razón sin sentido, de hecho todo el dinero que ahorres en el presente  podrá serte de utilidad en alguna situación futura.

Muchos expertos en finanzas personales aconsejan que separes el 10% de tus ingresos para depositarlos en una cuenta de ahorro diferente a la cuenta corriente que manejas. No importa si eres colaborador de una empresa o tienes tu propio negocio, es importante que determines cuánto percibes al mes y puedas hacer un ahorro con eso de referencia. No pases por alto ningún mes sin ahorrar, este además de volverse un hábito es algo que puede ayudarte después.

4. Lleva el control de tus gastos

Es imposible alcanzar la libertad financiera si no sabes llevar un correcto manejo de tus gastos. Esto no sólo significa que sabes en qué gastas tu dinero, sino que has analizado el porqué de los gastos y has aceptado hacerlos, en otras palabras, son gastos premeditados y no gastos inconscientes.

Este punto es muy importante ya que dentro de los gastos muchas veces se encuentran gastos ocultos o colaterales que no se toman en cuenta cuando se decide comprar algo, por ejemplo, si decides comprar un coche a crédito y piensas que sólo estarás pagando las mensualidades por el periodo que comprende al crédito, estas equivocado, un auto requiere de servicios, combustible, estacionamiento, en ocasiones pagar multas, seguro y un sinfín de gastos que probablemente no estas tomando en cuenta.

Esto no significa que no debas comprar nada, pero si te aseguras de que has entendido todos los gastos que tienes y puedes hacer que algunos de ellos te retribuyan una parte o se permitan pagarse a sí mismos, entonces podrás llevar un mejor manejo de estos.

5. No contraigas deudas, a menos que sea necesario

Las deudas, al contrario que el ahorro, se encargan de sacar dinero de tus cuentas de ahorro en lugar de aumentarlo. Hay ocasiones en que un buen apalancamiento es necesario para emprender en nuevas áreas o para solventar algunos casos de urgencia. Pero fuera de ellos, lo mejor es que te mantengas lejos de contraer deudas.

Recuerda que una deuda innecesaria puede alejarte de tus planes de libertad financiera, pues estarás cambiando un momento de placer o bienestar por años de trabajo para poder saldarla. Para estas alturas que has decidido buscar la libertad financiera, mi mejor consejo es que liquides las que tienes lo antes posible, es mejor empezar de cero que empezar con saldo negativo.

El correcto manejo de las finanzas personales puede ayudar a alcanzar la libertad financiera

6. Invierte en ti mismo

El crecimiento personal es una herramienta que nunca debes descuidar. Si te mantienes en formación, lees y estudias temas relacionados a las finanzas, finanzas personales, desarrollo, crecimiento, oportunidades de mejora, administración y temas relacionados, ten por seguro que tendrás más y mejores opciones para lograr la libertad financiera gracias a todos los conocimientos que puedas adquirir.

Si has escuchado que para ser libre financieramente hablando es bueno invertir y no sabes en qué invertir, empieza por invertir en ti mismo, en tu educación y formación, este es un activo que te permitirá adquirir más activos que puedan generarte ganancias de manera pasiva, lo que es lo mismo que ganar buenos dividendos por pocas horas de esfuerzo comparadas con un trabajo convencional.

7. Rodéate de  los mejores

No es lo mismo andar el camino solo que acompañado, pero no siempre cualquier tipo de compañía es buena. Rodearte de personas que tengan una mentalidad similar a la tuya puede ayudarte a sentirte motivado en el trayecto de lo que es lograr la tan anhelada libertad financiera.

Ten en cuenta también que en ocasiones una buena oportunidad puede ser emprender algún tipo de negocio que permita dar un giro importante en tu vida y tus decisiones, y que mejor que poder contar con gente que se puede sumar a esos proyectos sin ningún problema y persiguiendo el mismo sueño que tú. Todas las personas que puedan aportar algo de valor a tu vida y apoyen tus decisiones serán los mejores aliados que encontrarás y serán un gran tesoro que puedas conservar.

8. Invierte tu dinero

Ciertamente el ahorro es necesario y básico para comenzar con los planes, pero no es suficiente a lo largo de todo este proceso. Una vez que hayas conseguido ahorrar durante algún tiempo considerable y hayas pasado la etapa de invertir en ti mismo para adquirir nuevos conocimientos y así poder ver nuevos horizontes, viene otro factor importante que es, poner a trabajar el dinero para ti. ¿A caso no te gustaría tener una vida millonaria?

Las personas que alcanzan la libertad financiera son aquellas que han logrado reunir un capital suficiente para ponerlo a trabajar sin tener que estar 100% presentes en el proceso y pueden vivir de los dividendos de esa inversión. Investiga las diferentes opciones que existen y elige las que más se adapten a ti, acércate a un asesor o estudia por tu cuenta de manera exhaustiva antes de invertir y haz que tu dinero te de beneficios.

Considera que mantener el dinero fuera de alguna institución bancaria o sin invertir corre el riesgo de sufrir inflación, lo que hará que tu dinero valga menos con el tiempo que pase simplemente guardado. Anímate y ponlo a trabajar.

9. Hazte de activos que te generen ingresos pasivos

Es bien sabido que para lograr la libertad financiera necesitas de un flujo constante de ingresos y eso suena a tener que trabajar, pero no tiene por qué ser así. Tener activos que te generen ingresos pasivos es la clave para poder disfrutar de tu tiempo y dedicarte a cosechar el fruto de tus esfuerzos.

Lograr tener los activos indicados para ser libre financieramente hablando no significa que se logre así de fácil, antes de esto habrás tenido que trabajar, esforzarte y sacrificarte para lograrlo, pero se debe hacer de manera inteligente, de tal forma que ese esfuerzo sólo se concentre en unos cuantos años y te dé frutos el resto de tu vida. Algunos ejemplos de estos activos son: Renta de casas o locales comerciales, monetizar una página web con Google adsense, vender videos o fotografías de micro stock,  crear y vender cursos online, invertir en acciones, escribir un Ebook, entre otras.

Quítate el miedo de fracasar en los proyectos que te propongas y anímate a conseguirlo.

Si tienes algún otro consejo que crees que haya faltado mencionarlo, déjalo en los comentarios y con gusto te leeré.

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales y si no quieres perderte de más contenido como este puedes suscribirte al blog y de esta manera recibirás los temas nuevos cada semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s