Cómo desarrollar una estrategia de branding en 6 sencillos pasos

Es probable que en algún momento de tu vida te hayas dado cuenta que existen algunas marcas en el mercado que son fáciles de recordar, que sus comerciales son llamativos o que su cultura o el mensaje que transmiten se adapta muy bien a tu forma de ser o  de pensar, en ocasiones llegamos a pensar que esas marcas estás diseñadas para nosotros y resulta curioso. Pero ¿Qué han hecho esas marcas para lograr llamar de esa manera la atención de muchos? Y ¿Por qué algunas otras marcas no lo han logrado?

Si tus preguntas van más allá y ahora te estás cuestionando cómo puedes tu lograr algo similar con tu empresa y tu marca, bueno entonces déjame contarte que lo que han hecho esas marcas para lograr todo eso es trabajar en su estrategia de branding, qué quiere decir esto, que se han empeñado en desarrollar su estrategia de posicionamiento de marca.

Si tú también quieres saber cómo se puede lograr esto, entonces a continuación te muestro  Cómo desarrollar una estrategia de branding en 6 sencillos pasos, espero que con estos pasos puedas hacer que tu marca empiece a ser reconocida por tus clientes ideales.

El poder de una estrategia de branding

1. Haz un análisis de la situación actual

Antes de poner en marcha cualquier estrategia dentro de la empresa es necesario hacer un análisis exhaustivo de la situación, el no conocer las circunstancias a las que se enfrentará la organización puede causar muchos problemas innecesarios. Partiendo de esta premisa, antes de definir una estrategia de branding es necesario conocer en qué situación se encuentra tu marca, qué tan conocida o desconocida es, también es importante saber quiénes son tus competidores y por último quién es tu público objetivo, a quién va dirigida tu marca y empresa.

Este análisis no es complicado de realizar, de hecho es uno de los que has debido realizar durante la creación de tu plan de marketing, si aún tienes dudas de cómo se elabora aquí te dejo un enlace a Cómo crear un plan de marketing digital, espero que te pueda ayudar a armar el tuyo.

Una manera simple de hacerlo es con la elaboración de un análisis FODA que es perfecto para analizar la situación tanto interna como externa de tu marca y empresa.

En un análisis FODA se pueden enlistar y señalar a detalle todos los aspectos que repercuten en tu empresa, básicamente es diferenciar los negativos de los positivos, de esta manera tendrás que aprovechar aquellos que beneficien tu negocio y trabajar para eliminar aquellos que lo afectan.

Análisis FODA para una correcta estrategia de branding

2. Identifica a tu cliente ideal o buyer persona

Otro factor importante a tener en cuenta antes de elaborar las estrategias empresariales es la correcta definición del cliente ideal o buyer persona de la empresa. Es fundamental que la empresa pueda conocer a detalle la información acerca de su quién es su cliente ideal, es decir, aquella persona a la que están orientadas las estrategias para que compren o consuman los servicios o productos que se ofrecen.

Saber quién es tu cliente ideal, qué productos consume, cuáles son sus hábitos de consumo y cómo le gusta ser tratado es imprescindible para poder saber con precisión cómo se emplearán los recursos de la estrategia de branding para captar la atención del cliente correcto.

Recuerda no confundir al cliente ideal con el cliente potencial, el cliente potencial es aquella persona que podría comprar o consumir tus productos porque necesita satisfacer una necesidad, sin embargo, el segundo es aquel que va a consumir tus productos por la manera en que los elaboras, por el trato que le das o porque se siente identificado con tu marca y esto se ve afectado con base en el nicho de mercado al que te diriges.

3. Define los objetivos de tu estrategia de branding

Una vez que hayas cumplido con los dos puntos anteriores estamos listos para comenzar a definir los objetivos de la estrategia de branding. Algunos de los objetivos en los que te puedes enfocar son aquellos que logran atraer o convencer a nuevos clientes, retener o fidelizar clientes, todo depende de qué quieras lograr con tu estrategia. Haz un análisis y determina lo que deseas, ¿Necesitas aumentar el reconocimiento de tu marca? ¿Deseas renovar la imagen de tu empresa? ¿Te hace falta cambiar la percepción que tienen de tu marca? O quieres darle un aspecto más juvenil o serio, todo depende del nuevo enfoque que le quieras dar.

En resumen los objetivos que definas te servirán para saber si estás haciendo lo correcto para alcanzar las metas que te has establecido, algunos otros ejemplos de los objetivos pueden ser:

Reputación: Se basa en desarrollar e implementar los valores de la empresa de manera correcta para lograr que la percepción que tenga tu empresa, producto o el servicio que brindas sea reconocido como uno de los mejores por tu audiencia.

Ventas: En pocas palabras, aumentar la facturación de la empresa.

Notoriedad: Que el mercado se entere y conozca tu marca y tus productos o servicios para que te empiecen a tomar en cuenta.

Recuerda que los objetivos de tus estrategias deben ser: específicos, medibles,  alcanzables, relevantes, y delimitados en el tiempo, esto quiere decir que se basan en la estrategia de objetivos SMART por sus siglas en inglés (Specific, Measurable, Attainable, Relevant & Time related) si respetas estas cualidades al momento de definir tus objetivos podrás tener un mejor control sobre ellos.

4. Desarrolla o refuerza tu identidad visual

Diseñar una correcta identidad visual es importante para que la empresa pueda transmitir una imagen sólida que acompañe a la marca posicionándose de manera exitosa en la mente de los clientes. los elementos visuales y verbales ayudarán a que el cliente ideal pueda reconocer fácilmente la marca y los valores que la misma transmite.

Los elementos a tomar en cuenta para el desarrollo de la identidad visual son:

Naming: El nombre de la marca debe ser corto, fácil de recordar, pronunciar y escribir, toma en consideración el crecimiento potencial de tu marca al momento de elegir el nombre ya que este define en gran parte el posicionamiento y en caso de expandirse al extranjero debe cumplir algunos requisitos.

Colores corporativos: Para lograr una buena identidad de tu marca debes elegir un color base para lograr una buena comunicación y transmisión de los mensajes, a este color base debes apoyarlo con algunos colores extra que sean fuertes para darle mayor realce, no te excedas combinando colores, esto puede afectar la imagen en lugar de mejorarla, con dos colores más el color base es suficiente. Elige los colores que creas que representan a tu marca y a tu empresa, así como su misión, su visión y sus valores. Si necesitas consejos puedes revisar la psicología del color en marketing.

Logotipo: Puedes definirla siendo una imagen, un texto o la fusión de ambos. Recuerda que las características de un buen logo son: que sea memorable, atractivo a la vista, sencillo y sobretodo que represente a tu marca.

Eslogan: No te olvides de crear un buen eslogan para dar un repunte en la identidad visual de tu marca. Si tu marca no cuenta con un eslogan anímate a crear uno, esto puede ayudar a que las personas recuerden más fácilmente quien eres y que haces, no tienes por qué quedarte sólo con un eslogan, estos los puedes ir cambiando a lo largo del tiempo, inclusive con cada campaña publicitaria que realices.

Uso de redes sociales para la creación de una estrategia de branding

5. Define los canales de comunicación de tu marca

Es importante que dentro de tu estrategia de branding elijas de manera correcta los canales de comunicación de tu marca, no te va a servir de nada si creas una excelente campaña pero no encuentras la manera correcta de transmitir el mensaje. Hoy en día existen muchos canales de comunicación de los que puedes hacer uso, unos son más moderno, otros masivos, algunos otros son muy selectivos, pero debes conocerlos todos para saber cuál es el que mejor se apega de acuerdo  tus clientes ideales.

Los diversos canales que puedes emplear para transmitir tu mensaje y que le llegue a las personas correctas son:

Televisión: Necesitas un presupuesto elevado y tus productos o servicios deben ser de carácter masivo para que te convenga. Algunos ejemplos son: seguros, viajes, banca, salud, entre otros.

Vallas publicitarias y anuncios impresos: Este canal de comunicación requiere de un presupuesto medio y su principal uso es de carácter local, difícilmente te podrá servir el rentar una valla publicitaria lejos de tu sede o en otra ciudad, si sabes que tus productos o servicios están enfocados para las personas de tu ciudad o comunidad entonces este puede ser un excelente medio.

Redes sociales: Para este medio de comunicación se requiere de una inversión baja. Con la llegada del internet y la globalización ahora es más fácil que las empresas conecten con sus clientes, sólo necesitas definir bien el perfil de tus clientes ideales y tus publicaciones pautadas podrás llegar a ellos sin tanto esfuerzo, recuerda que el máximo potencial del uso de las redes sociales es que puedes incluir textos, imágenes, videos grabados o en vivo, deja volar tu creatividad y logra conectar con tus clientes en todas partes.

Página web: Canal de comunicación que requiere de inversión media. Si tu negocio lo requiere puedes crearle una página web y ahí comunicar tus mensajes a tu audiencia, sólo asegúrate de crear una gran comunidad y darle mantenimiento a tu página de manera constante. La mayoría de las veces que una página deja de ser atractiva para los usuarios es por la falta de actualizaciones.

6. Haz un análisis y evaluación de los resultados

En último lugar pero igual de importante que los puntos anteriores, es necesario que midas los resultados que vas obteniendo con tus estrategias para que las puedas guiar de manera correcta. Crear una excelente estrategia de branding y no tener manera de analizar y evaluar sus resultados en tan malo como no hacer la estrategia. Para lograr una correcta evaluación de los resultados podrás apoyarte de los objetivos que planteaste anteriormente, esos objetivos son SMART y por ese motivo son más fáciles de analizar.

“Si un anuncio pasa desapercibido, todo lo demás es pura teoría” – Bill Bernbach

Si consideras que falta algún otro paso que sea importante mencionar, déjalo en los comentarios y con gusto te leeré.

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales para que más amigos tuyos puedan leerlo y si no quieres perderte de más contenido como este puedes suscribirte al blog y de esta manera recibirás los temas nuevos cada semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s