Crea una propuesta de valor y hazte notar entre tu competencia

En la actualidad la competencia entre negocios se encuentra en un aumento constante, hoy en día existen más posibilidades para emprender y aunque eso  no es del todo malo, ahora hay más personas allá fuera ofreciendo lo mismo que tú. Sin embargo lo que marca la diferencia entre los negocios que se encuentran establecidos son las ganas de salir adelante y seguir creciendo o el decidir quedarse estancados con un modelo de negocio estático y sin la capacidad de adaptarse al mercado.

Si has decidido que quieres pertenecer al primer grupo y lograr que tu empresa se posicione de una mejor manera haz llegado al lugar adecuado, una manera eficaz de lograr un crecimiento y mejorar la aceptación del público para tus servicios o productos es hacer que te conozcan y la única manera en que pueden conocerte es dándote una oportunidad, pero ¿Cómo puedes lograr sobresalir entre tantos competidores? Bueno pues ese es precisamente el tema de hoy.

Hoy hablaremos sobre cómo Crear una propuesta de valor para hacerte notar entre tu competencia, poniendo en marcha estos sencillos consejos ten por seguro que estarás un paso por delante de tus competidores y lo que es mejor lograrás captar la atención de tus clientes potenciales. Recuerda que es con ellos con quienes debes conectar para lograr un buen posicionamiento.

Una buena propuesta de valor hará que te noten entre tus competidores y lograrás un mejor posicionamiento

¿Qué es una propuesta de valor?

De acuerdo la definición encontrada en econimipedia.com “La propuesta de valor es el factor que hace diferente y útil a una empresa frente a la competencia y es apreciado por los usuarios.”

La propuesta de valor es una estrategia que pone en marcha la empresa para distinguirse de sus competidores por algo en concreto y así obtener el beneplácito del público. Se trata de destacar en que es mejor un negocio y cómo va a beneficiar eso a las personas que utilicen esos servicios o productos y no los de la competencia.

Para poder entender con más detalle qué es una propuesta de valor es necesario responder algunas preguntas que pondrán en contexto la importancia que tiene el saber hacerla de manera correcta en tu empresa. Las preguntas a las que se deben dar respuesta son: ¿Por qué deberían comprar tus productos o servicios y no los de tu competencia? ¿Qué ofreces y por qué es mejor que lo que ofrece tu competencia? ¿Cómo puede esto beneficiar a tu cliente? ¿Qué estás haciendo bien para que el cliente te elija sobre la competencia?

A simple vista esta definición parece formar parte de la creación de un plan de negocios o de una estrategia de venta, pero si indagamos un poco más en el fondo podremos notar que la propuesta de valor toma sentido cuando se definen sus detalles a profundidad, pero sobre todo cuando se pone en marcha de manera correcta. A diferencia de otras estrategias que permiten ser la guía de las empresas para dirigirlas por el dirigirlas por el buen camino, una propuesta de valor es una estrategia que tiene que ser puesta en marcha para funcionar. No sólo se limita a ser un mensaje pensado en captar la atención del público, sino de satisfacer las necesidades específicas de los clientes logrando marcar la diferencia entre los competidores.

Ahora veamos cómo hacer una propuesta de valor y qué debe contener esencialmente.

Conoce a tu mercado

Es importante entender que para que puedas aplicar de manera correcta una propuesta de valor en tu empresa o negocio debes conocer muy bien a tu mercado, en otras palabras a las personas a las que va dirigido tu producto o servicio. Antes de comenzar con tu propuesta debes definir a tu público objetivo.

Sin importar que producto o servicio ofertes no puedes pensar que todas las personas pueden ser tus clientes, debes tener muy claro a quién te estás dirigiendo. Algunas preguntas que pueden ayudarte a conocer mejor a tu cliente ideal son: ¿Qué edad tienen? ¿A qué se dedican? ¿De dónde son? ¿Qué les gusta? ¿A qué nivel socioeconómico pertenecen? Entre otras. Si no tienes una idea clara de cómo hacerlo te dejo un enlace a Cómo hacer una segmentación de mercado.

Analiza a tu competencia

Como se mencionó anteriormente crear una propuesta de valor correcta para tu empresa implica marcar una diferencia significativa entre tu negocio y tu competencia, es por esta razón que debes saber contra quiénes estás compitiendo en el mercado y qué están haciendo ellos para atraer clientes a sus negocios. Toma en cuenta que si diseñas una propuesta de valor y la pones en marcha sin saber qué están haciendo tus competidores no sabrás si tiene algún parecido con lo que ya existe en el mercado y entonces será tiempo perdido para ti, pues no lograrás obtener el máximo beneficio de esta. La parte fundamental de este tipo de propuestas es que puedas ser totalmente diferente a los otros negocios que ya existen en el mercado.

Si después de analizar a tu competencia crees que ya se está haciendo todo lo que se te había ocurrido, no tengas miedo de investigar otros mercados y averiguar que están haciendo los demás y adecuarlo a tu público. Si no tienes idea de cómo analizar a tu competencia, te dejo el siguiente enlace para hacer un Análisis de la competencia.

Enfócate en cubrir las necesidades de tus clientes

Antes de determinar las necesidades de tus clientes y crear una estrategia para satisfacerlas debes conocer a detalle el servicio o producto que estás ofertando, determina el beneficio y define sus características que puede aportar a tus clientes. Partiendo de este punto será más sencillo crear una estrategia para la creación de una propuesta de valor para tu empresa.

Después de haber determinado los beneficios pasemos a las características de tus productos o servicios, estás te darán algunas pistas para desarrollar tu propuesta, por ejemplo, si ofreces un servicio y este lo realizas de manera personal, entonces tu propuesta se puede basar en una excelente atención al cliente con horarios amplios; por otro lado si el producto que vendes lo fabricas tú, entonces puedes reducir los costos y mantener la calidad, de esta manera podrás crear una propuesta con bajos precios con relación a la competencia, otra ideas pueden ser: entregas a domicilio, sistema de citas o apartados, servicio a domicilio, descuentos, horarios de servicios extendidos, entre otros.

Lo importante de este punto es poder aprovechar las ventajas que tienes con los productos o servicios que ofreces adaptándolos a las necesidades de tus clientes. Si realizaste de manera correcta el estudio de mercado, entonces debiste haber encontrado tendencias o necesidades como: personas con poco tiempo para trasladarse, personas que compran en volúmenes grandes, personas que no pueden transportar lo que compran, personas que prefieren comprar en línea, personas que necesitan conocer las muestras de lo que ofertas, entre otras. Recuerda que si quieres posicionarte en la mente de tu consumidor debes adaptarte a su manera de comprar.

Ofrece una propuesta de valor a tus clientes y serán felices

Consejos para definir una correcta propuesta de valor para tu empresa.

Aumenta la calidad referente a tu competencia

Una vez que hayas hecho un análisis de tu competencia adecuado sabrás a detalle lo que están haciendo para atraer a sus clientes, y tomando como base este punto podrás obtener información suficiente para lograr ofrecer una mayor ventaja frente a ellos.

Algunos ejemplos sobre los que puedes trabajar para aumentar tu calidad sobre tus competidores son: en el caso que vendas productos que elabores tú mismo puedes buscar la manera de conseguir materia prima de mejor calidad o asegurarte al 100% que los materiales y materias primas que utilizas no son tóxicos para la salud, si por otra parte ofreces servicios entonces tendrás que asegurarte que tus clientes están completamente satisfechos con tu trabajo, asegúrate de responder sus dudas, de mostrarles todos los beneficios de tus servicios y de convenir horarios de trabajo que beneficien a ambas partes.

Haz que el servicio al cliente sea una prioridad

Existen muchas empresas allá fuera que sólo se centran en comercializar sus productos o servicios, han descubierto que lo que venden cubre una necesidad y sólo se limitan a realizar la transacción, para ser sincero este modelo de negocio no es del todo malo, al final de cuentas las empresas necesitan vender para poder subsistir, pero si intentas entrar al mercado con este mismo método ten por seguro que te costará abrirte paso entre las grandes corporaciones bien posicionadas que ya existen y que serán tu competencia.

Una buena manera de captar la atención de tus clientes ideales es marcando una diferencia significativa y esta se logra cuando logras hacer “clic” con tu cliente, una buena atención y aplicada de manera correcta puede hacer que las personas comiencen a voltear a ver tu negocio y te den una oportunidad. Centra tus esfuerzos en entender que brindar un buen servicio se basa en cumplir las expectativas del cliente, que seas capaz de resolver sus dudas, que lo orientes al momento de tomar una decisión y sobre todo que lo hagas sentir importante para tu empresa, no hay mejor herramienta para lograr el éxito que lograr una conexión especial con tus clientes.

Ofrece más de lo que se espera

Siempre hay un extra que ofrecer, aun cuando sientas que como empresa has dado el 100% de tu calidad, amabilidad, atención y buenos precios, siempre es posible ofrecer más de lo que se espera. Sorprende a tu cliente, tómalo en cuenta para tus siguientes campañas, pídele consejos, escúchalos, hazlos participar en tus eventos, felicítalos en sus cumpleaños, dales un pequeño obsequio, hazles saber que son importantes para tu empresa.

A veces esos simples detalles son los que marcan la diferencia, muchos clientes ya están acostumbrados a recibir siempre lo mismo, el mismo trato, las mismas cosas, han perdido la magia por las compras de algunos productos o servicios, pero siempre se puede lograr que se sientan importantes. No importa si vendes algo común o cotidiano, una buena actitud y una manera diferente en el trato puede lograr grandes cosas y hacer que más personas quieran ser tus clientes.

En otras palabras, hazte notar, no trabajes con el mismo formato que lo hacen tus competidores, ese modelo de negocio ya lo conocen tus clientes potenciales y no les causarás ningún tipo de interés.

“No soy detallista, sólo le doy valor agregado a mi servicio”

Si conoces algún otro punto que pueda ayudar a crear una propuesta de valor y creas que haya faltado mencionarlo, déjalo en los comentarios y con gusto te leeré.

Si te ha gustado no olvides compartirlo en tus redes sociales y si no quieres perderte de más contenido como este puedes suscribirte al blog y de esta manera recibirás los temas nuevos cada semana.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s